miércoles, 4 de mayo de 2011

zoo lalanne









hipopótamos y vacas que son bares, un rinoceronte que se convierte en escritorio, cocodrilos en las patas de los bancos, ovejas para sentarse, un mandril con una estufa en la tripa, un pájaro que nos deja dormir en la suya, un re-pollo: la imaginación de Claude y François-Xavier Lalanne poblaba estancias y jardines de animales funcionales, que arrancan sonrisas y despiertan el buen humor. ¡quién pudiese tener alguno de ellos en casa!

(imágenes de Rosita Kerdlarppol y Gudulina).

1 comentario:

dina dijo...

Madre mía que super esculturas, de dónde sacas tremendas creaciones!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...