miércoles, 18 de mayo de 2011

home away from home


andar de prestado tiene la desventaja de tener que buscarse un hueco en el que parezca que estamos en casa, aun lejos de ella. si observáis estas dos fotos de los lugares en los que trabajé la semana pasada (arriba) y trabajaré esta y las dos próximas semanas (abajo), descubriréis enseguida que no me cuesta mucho adaptarme al entorno, o más bien, adaptar el entorno a mí.


mi mac, una conexión a Internet, flores y una taza de té es prácticamente todo lo que necesito para sentirme como en casa. aunque, con amigos que comparten el gusto de una en decoración (paredes azules, velas, muebles de madera clara, platos de colores...), tampoco resulta tan difícil. ya se sabe: Dios los cría, y el viento los amontona ;oD

3 comentarios:

dina dijo...

Qué bonito todo tan turquesa!

Colores dijo...

oye qué bien estás!! genial tu mac y las florecitas!!! qué tal la conexión a internet? quedamos el martes que viene?
besitos y feliz trabajo! muacks

Elephants et plus by Sonia Otero dijo...

Buen rinconcito!!!!! Al final cuando te pones a trabajar el resto de la casa o espacio se va olvidando y con tener justo al lado algo tan acogedor y reconfortante como unas flores y té es suficiente. Además, lo mejor es adaptarse a nuevas situaciones... se aprovechan más.
Por cierto, de Ana Gavalda, ya he leído varios de sus libros, y estoy de acuerdo contigo, me gusta y mucho!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...