martes, 24 de mayo de 2011

segunda ruta del desayuno


sigamos con mi particular viaje gastronómico por Fráncfort. hoy comenzamos con el café Maingold, que ocupa la planta baja de una mansión de finales del siglo XIX. la terraza se abre al jardín de las antiguas murallas de la ciudad y es un lugar ideal para desayunar, comer algo o tomar una copa al final de la tarde.


Walden está en el centro, cerca de la zona comercial de Fráncfort y de los bancos: algo que se nota en su clientela. además de un mobiliario interior ideal (con piezas de Eames y Verner Panton), tiene una terracita en la que no es raro ver a mamás modernas con sus bebés.


y el último lugar que os recomiendo hoy, no lo habría probado de no ser por Ada. se trata del café Rosso, en el vestíbulo de la Ópera de Fráncfort, y es casi tan chic como suena ;o)

(las fotos del café Maingold las encontré aquí y
la de la Ópera es de Alexander Johmann).

6 comentarios:

Colores dijo...

qué buenas propuestas! Ya sabes que me apunto Walden :-)! móvil cargado!ganitas de que llegue esta tarde!!!besote

Karmen dijo...

Qué guay!
Desde luego me estás dando muchas ganas de ir !!!! :)

Maru dijo...

Que ganas de tomar un avión y cruzar el oceano! te sigo leyendo!

Elephants et plus by Sonia Otero dijo...

Me alegro que lo estés disfrutando!!!! Lo mejor de viajar es aprovechar palmo a palmo, y saborearlo todo, por cierto que aunque la red parece muy grande a veces no resulta serlo tanto, porque creo que he leído por ahí que también probarás la comida japonesa... Ya nos contarás!!!!
Espero tus recomendaciones de lectura, Anna es una muy buena lectura, esto días estoy con Sándor Márai, y también me está gustando!!!!
Disfruta tu viaje!!

mes caprices belges dijo...

Disfruta mucho de tu viaje!

dina dijo...

Tu sigue dando datos que me los apunto todos para el Plan B, jeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...