lunes, 26 de enero de 2015

operación ahorro


ahorrar. ya sabéis que, a esta maricaprichos que firma el blog, no se le da demasiado bien. que yo lo intento muy fuerte, pero es que tengo demasiadas tentaciones
total, por diversas razones que se me juntan este año, he decidido darle una oportunidad más a la cosa. así que, retomando la antigua inspiración de Anita y Anita Patata Frita (porque la esperanza es lo último que se pierde), a partir del 1 de febrero y durante 365 días:

1. no compraré ropa, zapatos, complementos o accesorios fuera de época de rebajas.

2. revisaré toda la ropa que tengo, desecharé lo que no sirve y rescataré del olvido cosas que puedan volver a salir a la calle. y eso incluye el armario de mi madre (que hoy me ha enseñado tres cajones llenos de bufandas y pañuelos que apenas usa) y el de mi amiga s. (que siempre es un pozo de sorpresas :o).

3. puedo aceptar ropa, zapatos, complementos o accesorios en forma de regalos, pero no pedirlos expresamente.

en cuanto al resto de vicios (para qué nos vamos a engañar: están la música, los libros y la decoración), estas serán las normas:
antes de comprar algo que «quiera»:

a. me preguntaré «¿por qué?»: sea lo que sea, ¿podré darme una buena razón para comprarlo?

b. ¿es una necesidad? ¿hará más positiva mi vida o me permitirá desarrollarme como persona? (esta va a ser complicada con los libros, no os creáis…).

c. me impondré un periodo de espera: un día, una semana, un mes, según el importe de la compra, y veré si aún lo quiero. parece que, con este truco, se evitan hasta el 99 % de las compras que, por algo, se llaman impulsivas (también os digo que esto es una práctica mía que me ha supuesto, no pocas veces, decidir que era verdad que quería algo solo para descubrir que no podía comprarlo porque estaba agotado).

y un último propósito:

librarme de todo lo que no es útil (parte del punto 2 se basa en esto) o no encuentro absolutamente hermoso.

¿lo conseguiré? dicen que parte de lograr un objetivo es ser responsable de él ante alguien, es decir, que te vigilen. no sé si pediros que me preguntéis de vez en cuando cómo voy es demasiado, pero igual lo agradezco mucho :o) o una idea de cómo medir mis logros: eso también estaría bien.

(foto, que no tiene mucho que ver, pero es preciosa, de Lucas Levitan).

7 comentarios:

Viento Polar dijo...

Sería incapaz de no comprar libros, porque siempre me parecen necesarios y una buena idea, aunque luego tarde más de un año en leerlos.

MARIENA dijo...

Ya somos 2.
Adios a las compras compulsivas¡ ;)

Tracy dijo...

Suerte!!!

Elizabeth Ferrer dijo...

Lo de resistirme a comprar algo funciona. He dejado de gastar tanto en cosas innecesarias.
Saludos ;)

isabel dijo...

Yo hice una "operación armario" hace dos años porque trabajaba a doscientos metros de un primark y caía sin parar. Estuve cuatro meses sin comprarme NADA de ropa, y me desintoxiqué, sí sí. ¡Mucha suerte!

Mi burbuja, mis normas dijo...

Uff qué difícil, mucho ánimo!! Yo el punto uno no podría cumplirlo porque me hace falta ropa, que he estado sin comprar nada por falta de liquidez como un par de años y ahora me estoy desquitando jajaja
De lo demás estoy curada, 4 mudanzas han hecho que me desprenda de muchas cosas y con el kindle no tengo apenas problemas. Aunque de vez en cuando me viene el impulso consumista maligno!!

bubbles on my planet dijo...

Lo de esperar un tiempo antes de comprar es algo que funciona, ya ahora lo hago con la ropa y al final no suelo comprar casi nada de lo que había visto.
Estoy más pendientes d elas ventas privadas, se ahorra un montón, eso sí hay que controlarse también jeje!!
En cuanto a los productos culturales, libros, música, eso es más complicado, en casa solemos comprar bastante, con la cultura creo que no hay que escatimar ;)
Bss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...