jueves, 20 de febrero de 2014

todo lo que puedas necesitar



no se distingue muy bien, pero lo que hay en la foto es la máquina expendedora más alucinante que haya visto en mi vida.
pertenece a una farmacia y dispone de absolutamente todo lo que te puede hacer falta en una noche de fiesta (¡y qué fiesta!).

sirva lo siguiente como demostración:
  • las dos primeras baldas se explican por sí mismas: preservativos de todos los sabores, texturas y colores que podáis imaginar; así como geles de todas clases.
  • sigue una balda relativamente mixta: compresas, támpax, pañuelos de papel y, empieza lo interesante, toallitas húmedas y toallitas desmaquillantes; ¿será por si necesitas el material de las dos primeras baldas pero no vas a tu casa?
  • el siguiente anaquel es más normal de nuevo: tiritas de varios tipos, caramelos para la garganta, analgésicos y ¿crema de manos?
  • ahora viene el mejor estante: descongestivos, antidiarreicos, tranquilizantes, ¡chupetes! (que digo yo que es adelantarse un poco a las consecuencias de una noche de juerga, pero puedo pensar peor…) y esta es genial: ¡unas bailarinas plegables! si es que la tipa que ideó esta máquina ¡estaba en todo!
  • y, para rematar, el desmadre padre (juasjuas): maquinillas, pasta de dientes y cepillo, zumo de tomate(?) y ¡hasta vibradores!
¿alguien da más?
y, por si os lo preguntáis, no, no es un montaje. la foto es mía y está tomada una de las muchas tardes que paso por delante de ella (me queda en el camino de vuelta de la nueva oficina).
¿a que os ha molado? ;o)

3 comentarios:

Dina Oltra dijo...

Jesús! flipando me tienes!

Isthar dijo...

Estoy ojipláticamente, sobre todo por la gran variedad...

Tracy dijo...

Eso se llama tener todo pensado y requetepensado. Es una buena idea.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...