martes, 18 de junio de 2013

steve jobs



aunque no sé si esta lectura debería contar como libro de memorias, puesto que es una biografía escrita por encargo del biografiado, lo voy a apuntar como tal.
se trata de Steve Jobs, de Walter Isaacson.

habría mucho que contar de Steve Jobs: que quizá no era un gran científico, pero sí un genio; que, por sus principios vitales, no se lavaba mucho, y en Apple llegaron a contratar a alguien para que le dijese que se duchase más a menudo; que tenía muy malos hábitos alimentarios, llenos de ayunos y dietas veganas, que probablemente no le ayudaron con su cáncer; que era un fanático del detalle, de la simplicidad, del producto como todo; y, por supuesto, que sus principios de marketing están entre los más inspiradores de la actualidad.

pero, si tuviese que elegir mi fragmento favorito del libro, sería este:
No sabíamos gran cosa el uno acerca del otro hace veinte años. Nos dejamos guiar por nuestra intuición; me hiciste flotar. Nevaba cuando nos casamos en el Ahwahnee. Los años pasaron, llegaron los niños, los buenos tiempos, los tiempos difíciles, pero nunca los malos tiempos. Nuestro amor y respeto han sobrevivido y prosperado. Hemos pasado por muchas cosas juntos, y ahora estamos en el lugar donde comenzamos hace veinte años --más viejos, más sabios--, con arrugas en el rostro y en el corazón. Ahora conocemos muchas de las alegrías, de los sufrimientos, de los secretos y de las maravillas de la vida, y seguimos aquí juntos. Mis pies nunca han vuelto a tocar el suelo.
se trata de la nota que redactó Jobs para acompañar el paquete de fotos que regaló a su mujer por su vigésimo aniversario de bodas, y de un hermoso y emotivo testimonio de amor.

tengo un amigo que diría que me he dejado llevar por el mito de un hombre que creó su imagen, y que eso me impedirá una vez más encontrar mi verdadero yo. es posible. en cualquier caso, yo creo que este hombre es digno de convertirse en ejemplo, si bien solo sea por su naturalidad para flotar.

eso sí, en régimen de duchas, igual es mejor no imitarlo…

(imagen de una de las campañas publicitarias más famosas de Apple).

2 comentarios:

Dina Oltra dijo...

Yo leí el libro hace cosa de un año y la verdad esq me quedé impresionada por el personaje, porque en realidad era una mezcla de villano-excéntrico y lo único que lo salvaba era su genialidad, porque vaya tela....

señorita mandarina dijo...

muy interesante
http://mandarinacosturera.blogspot.com.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...