jueves, 24 de mayo de 2012

la caridad empieza por uno mismo


a muchos nos hacen falta unas lecciones urgentes de egoísmo sano, que, según los dos mayores especialistas en el tema, Richard y Rachael Heller (en traducción de Amelia Brito) «consiste en respetar las propias necesidades y sentimientos aunque los demás no lo hagan. sobre todo si los demás no lo hacen».
priorizar las necesidades de los otros nos puede llevar, rápidamente, a un estrés brutal y, si destrozamos nuestra salud, ¿cómo podremos atender a los demás? es un círculo vicioso en el más estricto sentido de la expresión.
y, total, como decía una amiga el otro día, es cuestión de perspectiva. si tú te sacrificas por algo que no va a mejorar la vida del otro, ¿para qué hacerlo?
así que adiós miedo y culpa. miremos más lejos y decidamos liberarnos.
querámonos como al prójimo para poder quererlo como a nosotros mismos.
y, sí, por si os lo preguntáis, esto me lo estoy escribiendo como recordatorio personal :o) a veces, hace falta.

(imagen).

11 comentarios:

Sailo dijo...

No sabes lo bien que me ha venido tu reflexión, continuamente me he esforzado con ciertas personas que no me respetan, y tienes toda la razón ¿para qué? se acabó, como bien dices voy a practicar el egoismo sano. Gracias a Dios tengo mucha gente que me respeta y quiere. Besazos!!!

Euphoria dijo...

Gracias por este post. Coincido con Sailo, me ha venido de diez leerte. Esto que mencionas es algo que de chicos no nos ensenian y a diario me pregunto como enseniarselo a mi hija sin que acabe siendo una egoista. Es muy dificil pero necesario. Muchas veces nos damos cuenta de que no nos conocemos, no sabemos que nos gusta, que queremos, todo porque pusimos a otro antes que a nosotros mismos. Cuantos extremos hay en la sociedad actual, hay quienes pisotean descaradamente al projimo y hay quienes se pisotean a si mismos. Una vez mas pido perdon por la falta de enies y acentos.

Dina Oltra dijo...

Si el caso es encontrar el tiempo para dedicarselo a una misma, a mi a veces se me hace muy cuesta arriba. Tener noños a veces es estresante, menos mal q compensa!

thegirlinthebox dijo...

Tienes toooda la razón, pero se nos olvida tan fácilmente! Gracias por el post recordatorio ;-)

ro dijo...

Es difícil buscar el equilibrio.

Besos.

Tracy dijo...

Nunca viene mal que nos pongan este recordatorio delante de nuestras narices.

Carmen dijo...

A mí, sobre todo en época de exámenes como la que estoy ahora, también me vendría bien un poco de egoísmo... Soy la típica pringada de clase a la que todo el mundo acude para resolver dudas, preguntas, apuntes, etc., y al final me queda la mitad de tiempo para estudiar...

¡Besitos!
milowcost

Sra. Farnsworth dijo...

De vez en cuando hay que acordarse de quererse a uno mismo y ser un poco egoista, querida!
Feliz fin de semana!

Ría dijo...

Esto que escribes es una de las cosas que más me cuesta. Aún hoy día intento pensar algo más en mí, pero es casi imposible la mayoría de los casos.

http://www.atitelavoyacontar.blogspot.com

Alicia Villar dijo...

es curioso que un ser egoísta por naturaleza, desarrolle un sentiiento de culpa tan fuerte. tenemos que reeducarnos.Estoy tan de acuerdo!! Qué bien que nos lo recuerden de vez en cuando!

Myriam dijo...

Tienes mucha razón y, cuando uno habla de estas cosas, todo el mundo está de acuerdo. Y sin embargo,¡¡qué difícil es aplicarlo!! ¿Por qué nos sentimos tan culpables cuando anteponemos nuestras necesidades emocionales?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...