lunes, 12 de diciembre de 2011

pecados confesables


constataciones varias de los últimos días:

* Fráncfort está resultando uno de los mejores lugares del mundo para conocer a gente fantástica.
* mi alemán es mucho más vulgar que el de Ada. hay quien lo tiene peor.
* comer es un placer: si hay comida, como (con o sin hambre). y hay testigos.
* tanto Ada como yo sentimos cierta animadversión por los dependientes/camareros que te tratan como si no merecieras su tiempo.
* puede que una vuelta por Tiffany no te haga sentir Audrey Hepburn, pero tampoco está tan mal.

gracias, chicos, por una tarde/noche tan divertida.

(la foto, que no tiene nada que ver, es de un cuadro de Geoff Mcfetridge).

5 comentarios:

Señorita Sunshine dijo...

Yo tampoco trago a los dependientes que me perdonan la vida... y lo peor es que cuando me tratan con desdén, la que pierde en parte soy yo, que ya no vuelvo al sitio en cuestión...

Disfruta recordando estos días, q eso es un gustazo!!

Karmen dijo...

¡Me encanta el cuadro!
Yo tampoco aguanto a los dependientes que te tratan con la punta del pie. Y me pasa lo mismo con la comida...

¡Besitos!
milowcost

tránsito inicial dijo...

La foto no tendrá nada que ver pero me encanta.Ya me doy por satisfecha se llama Ada como tiene que ser ella un encanto.

Fogaseta dijo...

Eres genial! Muchas gracias. Lo repetiremos, ¿eh?

Anónimo dijo...

carinyet me supo a demasiado poco!estuvo chachipiruli hay que repetir osea que te espero!!
www.floressobrelamesa.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...