lunes, 26 de diciembre de 2011

miel con glamour



¿os imagináis comer miel recogida en la Ópera de París? a mí se me antoja de lo más sibarita :o) y esta es la historia, según la cuenta Vic del blog lost:


hace dieciocho años, el ayudante de atrezo de la Opera de Garnier Jean Paucton aprendió por gusto apicultura en los Jardines de Luxemburgo de París. compró una colmena y tenía toda la intención de llevársela a su casa del campo, a 45 min de la capital francesa.
pero el bombero titular del teatro de la ópera, que había estado criando truchas en el estanque subterráneo del edificio (en el que se inspiró el lago subterráneo de El fantasma de la Ópera), sugirió que colocara las colmenas en el tejado, donde las abejas no molestarían a nadie.
al regresar dos semanas más tarde, encontró la colmena llena de miel. las abejas prosperaron. ahora tiene cinco colmenas en lo alto del teatro de la ópera de París y vende la miel que recoge en la tienda de regalos.
desde entonces, otros apicultores parisinos han seguido su ejemplo. Nicolas Géant tiene sus colmenas en el tejado del Grand Palais y la terraza del cuartel general de Louis Vuitton, y Pastor Pernot en lo alto de su iglesia, l’Eglise Reformée de l’Etoile.

¿no os parece, además, una historia de lo más tierno?

3 comentarios:

dina dijo...

Sin duda es una historia de lo más curiosa y sin duda "sibaritismo" en estado puro

Ría dijo...

Es una historia genial. Yo había escuchado algo hace tiempo pero no sabía si era verdad o no.
Gracias por compartirla.
Un saludo.

http://www.atitelavoyacontar.blogspot.com

Euphoria dijo...

Es una locura de lo más tierna! No puedo creer que no tenga riesgos. Qué gusto tendrá esa miel? Qué flores visitan esas abejas? La de los balcones que adornan las calles de la ciduad?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...