lunes, 16 de enero de 2017

devuélvanme mis libros





yo soy muy de limpieza de libros, pero es verdad que da mucha rabia prestar uno al que tienes aprecio y que nunca vuelva. por eso (y porque son bonitas), estas pegatinas son una idea estupenda. le pones una de estas en el canto al libro y, aunque se pueden quitar y quizá tu preciada posesión siga sin regresar al hogar, ya es una advertencia para el que lo recibe. o quizá es que me pierda, simplemente, la elegancia del diseño y las preciosas fotos.

en cualquier caso, por si queréis probarlas, no son caras y las podéis encontrar aquí. y no os perdáis, por ningún motivo, el blog de la página: puro placer visual.

3 comentarios:

isabel dijo...

Me encantan. Hay quien hace una foto del "tomador" con el libro prestado en el momento de dejarlo, para poder enviársela compulsivamente.

griselda jimenez dijo...

Tengo una tía que vive en Buenos Aires y que no me ha devuelto unos libros que le preste.ya vino una vez y me trajo unos nuevos libros pero no los que le preste.por las dudas voy a esconder algunos para que no piense en pedirlos

Srta. Petruski dijo...

Yo soy muy tacaña a la hora de prestar libros... estoy muy celosa de ellos y me da miedo de que no vuelvan a casa o no vuelvan en perfectas condiciones... estas etiquetas me encantan!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...